Creyeron que sería un día normal , lo que estos pescadores encontraron TE DARÁ ESCALOFRÍOS!!!

Los pescadores son personas con muchas historias. Aquellos que tienen más años de navegación en la altamar podrían sentarse a contarnos y relatarnos miles de cosas y el tiempo no nos alcanzaría. Incluso podrían ser autores de libros que fácilmente entrarían en la lista de los más vendidos. En esta ocasión te presentamos la historia de un grupo de pescadores que se encontraron con algo realmente impactante mientras realizaban sus faenas de trabajo.

Todo ocurrió cuando se encontraban en el medio del mar. Con su gigante red como siempre atraparon miles de peces, pero cuando con la grúa de la embarcación la movieron para liberar su contenido quedaron atónitos.

Se trataba nada más y nada menos que de un tiburón de 6 metros y 3 toneladas de peso. Eso sería como ganarse la lotería o el premio gordo para cualquier pescador.

El raro tiburón de 6 metros es una de las especies de peces vivientes más grandes. Por ese tiburón  podrían haber ganado mucho dinero vendiéndolo en el mercado chino donde la sopa de aleta de tiburón es muy codiciada.

Pero pescador James Owen y su equipo han evitado que el monstruo marino fuera a parar a la olla, y se han ganado elogios por donarlo a la ciencia.

A través de las redes sociales se dieron a conocer las imágenes del tiburón de 3 toneladas que de forma accidental fue atrapado por estos hombres.

Sus aletas son muy buscadas porque son muy grandes, y aunque pudieron venderlo por una muy buena suma de dinero, decidieron donarlo para su estudio.

Las aletas pectorales de este tiburón medían  probablemente más de un metro de longitud y 60 cm o más de ancho. Su aleta de sepia, probablemente se extendía de 1 metro a 1,2 metros. Hay otras aletas, también: las aletas pélvicas.

Por supuesto las críticas de personas defensoras de la vida marina no se hicieron esperar. Sin embargo, ellos dejaron muy en claro que todo fue de forma accidental y que nunca tuvieron la intención de capturar a una animal como ese, mucho menos sabiendo sus magnitudes. Era realmente impensable hacer algo así.

Al ser un espécimen tan raro de ver, decidieron que tenía mucho más valor en un museo, donde podía ser utilizado para la investigación y ser puesto en exhibición para todo el público que deseara verlo.

Si te gusto esta historia COMPARTELA!

VER VIDEO:

loading...