A sus 70 años dio a luz a cuatrillizos, cuando descubras quién es el papá te dejara en shock…

Anuncios

Annegret Raunigk trajo al mundo a los tres varones y una niña en un hospital de Berlín a través de una cesárea, pero como los bebés fueron prematuros debieron permanecer en el centro de salud hasta cumplir casi cuatro meses.

Annegret Raunigk es una madre soltera, había cumplido setenta años de edad, y ya tenía trece hijos, de 5 progenitores diferentes por sus precedentes relaciones, más por azares del destino se había separado ya de su última pareja, si bien deseaba de nuevo sentir la alegría de tener un bebé en sus brazos.

Esta historia es de la vida real:

Muchos la criticaban, aun su familia, afirmaban que era una persona muy ególatra, por traer al planeta a tantas criaturas sin un hombre a su lado, más a ella no le importaba puesto que sabía cuánto amaba a sus hijos, y estaba segura que podía hacerse cargo de ellos sin inconveniente alguno.

Sin pensarlo un par de veces, la mujer se hizo estudios para poder ver si se hallaba en buen estado de salud, más si bien sus resultados fueron positivos, los médicos le aconsejaron que no se sometiera al proceso de la fertilización, puesto que, a sus setenta años de edad, era algo peligroso tanto para ella para el bebé. Aun en múltiples clínicas le negaron efectuarle el proceso, no obstante, no se dio por vencida y con ayuda de su nieto de veinticinco años, quien le dono los espermas, hizo su sueño realidad.

La mujer en compañía de su nieto, viajó a Kiev, Ucrania, donde pudo someterse al procedimiento, que aparte de ser un éxito, fue algo prácticamente prodigioso, puesto que no únicamente tuvo un bebé ¡Dio a luz a cuatrillizos!

Los doctores estaban sorprendidos de ver que los pequeños estaban en buen estado de salud, hubo ciertas dificultades tras el parto, puesto que a lo largo de una semana debieron dejarlos en la incubadora, y a 2 pequeños debieron efectuarles una cirugía de urgencia, mas a Dios gracias todo resultó bien para esta especial familia.

Nombró a los pequeños: Neet, Dries, Bence y Fionn, quienes han hecho muy feliz a Raunigk, dedica su vida entera a sus hijos, puesto que es ya una profesora retirada.

VER VIDEO:

Anuncios
loading...